UNIVERSITAT POLITÈCNICA VALÈNCIA
 
DESCARGA TFM

 

 

Autor/a: Rebeca Martínez García

Defensa:2017

Enlace RIUNET UPV

 

En el presente trabajo se ha realizado el cálculo de la Huella de Carbono de bloques de suelo estabilizado con geopolímeros preparados con un precursor a base de residuo de catalizador de craqueo catalítico del petróleo (FCC) y una disolución activadora preparada por mezcla de hidróxido sódico y ceniza de cáscara de arroz (CCA), comparando el resultado con el que proporcionaría la fabricación de bloques de suelo estabilizado con cemento Portland. Los resultados han demostrado la mejora medioambiental de la utilización del conglomerante de activación alcalina frente al cemento Portland.  Se ha realizado el cálculo referido a un contexto de países en desarrollo, concretamente para el caso de la ciudad de Barranquilla, en Colombia, a fin de establecer la aplicación de estos bloques para la fabricación de viviendas de bajo coste en este país.
En el cálculo se ha considerado tanto las emisiones de CO2 asociadas a los materiales utilizados para la fabricación de los bloques, como a las generadas durante el proceso de fabricación (concretamente el amasado) y al transporte de las materias primas desde su origen hasta el lugar de fabricación de los mismos.
Los resultados del cálculo muestran la excelente mejora medioambiental que supone la utilización del conglomerante de activación alcalina propuesto frente al tradicional cemento Portland. Esta mejora se ve acentuada por el hecho de emplear materiales residuales en la preparación del conglomerante; esto se traduce en que las emisiones de CO2 calculadas para los bloques fabricados con geopolìmero son prácticamente la mitad que las generadas cuando se emplea cemento Portland.
Por otro lado, debido al elevado coste del cemento Portland comparado con el precio de las materias primas utilizadas en la preparación del geopolímero, la mejora también se aprecia a nivel económico; un importante parámetro en el contexto de los países en desarrollo.
Finalmente se ha relacionado el resultado de la huella de Carbono obtenida para los bloques fabricados con geopolímero con otras propiedades de interés en lo que se refiere a las propiedades mecánicas de los mismos; concretamente con la resistencia a compresión a 28 días de curado. Los resultados muestran las buenas prestaciones que presentan estos bloques y la viabilidad de éstos para constituir un material adecuado en la construcción de viviendas de bajo coste en el contexto de países en desarrollo.